Últimas Noticias

Última Hora

Portada

Sociedad

Sucesos

lunes, 16 de abril de 2018

HÁGASE JUSTICIA. “Fiat justitia ruta caellum» “.Hágase justicia, aunque se hunda el cielo.


  
HÁGASE JUSTICIA.

Por José Carlos  Piñeiro González. Miembro y Co-fundador del Movimiento Democrático de la Guardia Civil y Presidente actual del SUGC.

“Fiat justitia ruta caellum» “.Hágase justicia, aunque se hunda el cielo.

Por eso nuestra lucha  por defender los derechos constitucionales dentro del Instituto armado y la defensa de los derechos sindicales (No se entendería la lucha por la igualdad salarial sin el derecho de asociación) es la ejecución dentro de la Guardia Civil de los principios rectores que inspiran nuestra Carta Magna, apuntalando el Estado de Derecho y la democracia en nuestro país. 

Un conocido  escritor y periodista italiano Leonardo Sciascia  fallecido en el año 1989 desveló en una rigurosa trama policíaca (El día de la lechuza) los poderosos mecanismos de coerción y de ejercicio del poder por parte de la Mafia y de  los Entes y organismos públicos locales a través de la construcción y de las concesiones municipales; y en su última novela, “Una historia sencilla”, detalla de manera complicada, pero breve, las relaciones entre la Mafia, el narcotráfico y la corrupción, derivados a su vez de su íntima relación con el poder político y económico. El genial novelista siciliano  mantenía que el Estado italiano no existía como tal. El sustento son los grupos de poder amparados en la corrupción y en las técnicas políticas de las castas dominantes, que como muy bien dijo  un gran científico, aplicando su teoría a la realidad político-social-económica :”El poder no se crea ni se destruye, simplemente se transforma”   . Polemista empedernido, Sciascia afirmó: «Si no hay Estado, no hay razones de Estado, salvemos pues a Aldo Moro». El país transalpino no es  tan ajeno al nuestro en los últimos 40 años, sino más bien  el espejo donde la dura realidad se  refleja  de manera implacable  y demoledora.
Javier Cercas  un extremeño emigrante afincado en Barcelona nos da parte de respuesta a la  transición española y la  democracia  desde 1975 en su  obra el “ El impostor “ ; sin olvidarnos del fallecido Rafal Chirbes dos grandes autores que con sus novelas muestran  la mentira en la vida pública española en las últimas décadas..
Un país como España, donde casi el 100 % de su ciudadanía cree que la corrupción está extendida por todo el aparato de la Administración Pública del Estado y que sus políticos, como gestores del interés público, son una carga y no una solución a sus problemas, un país así, tiene una grave crisis.
En los  últimos 40 años de democracia, fruto de la transición de los años 70 del siglo pasado se consagró el triunfo de la vanguardia económica financiera, cristalizada en plutocracia, cleptocracia, neoliberalismo de pelotazo, instituciones y órganos del Estado contaminados por la corrupción, poder mediático subvencionado y servil; universidad muerta y corrupta , partidos políticos , patronal y sindicatos sumergidos en una inmensa cloaca….
Y para colmo de desgracias   el poder real del Estado está  debilitado por 17 Virreinatos que conducen a España a un gravísimo problema económico, social, político, generacional, cultural y lo más triste y dolorosos; a una posible secesión  de partes del Estado. Conocedores de esta realidad, nuestros dirigentes nos dan soluciones inspiradas en el gatopardismo: «Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie».
La ciudanía de a pie  hastiada ,al no poder aplicar a esta enfermedad terminal vigente en la  sociedad española ,el tratamiento médico adecuado  que es para todos los mortales el Derecho penal.; ha optado por la indiferencia y el estigma social contra los causantes de esta situación, Pero ¡.Ojo ¡ la jurisdicción penal no nos excusa de nuestras responsabilidades como ciudadanos y demuestra la  debilidad del Estado de Derecho y de nuestra democracia.. El gran peligro del Estado de Derecho es que sea carcomido  como un cáncer  en sus pilares   fundamentales , algo que Italia y Méjico , saben algo  de ello.
La palabra Justicia   es, según la RAE: “ El principio moral que lleva a dar a cada uno lo que le corresponde o lo que le pertenece “. La misma Carta  Magna en su artículo primero indica como valores de nuestro ordenamiento jurídico son:,…la libertad…la justicia; para más adelante reseñar en su Titulo VI  que  el Poder Judicial es la piedra básica de nuestro Estado de Derecho. Pero justicia para un común de los mortales es simplemente  tomar la responsabilidad de erigirnos como los máximos creadores de una existencia  vital de convivencia para lograr una sociedad más habitable desde el profundo respeto a la diversidad, a la diferencia, a la vida, a la naturaleza y a nosotros mismos.
Siendo justos y realistas , como apelaba Jorge Luis  Borges, ya de que solo  de nosotros depende, desde las pequeñas acciones justas del día al  día,  que  España salga adelante ; para que la sociedad de nuestro país, evolucione a favor de asumir responsabilidades individuales  y colectivas ;se  abandone la desgana, la apatía,  el cansancio, el miedo al futuro, la ansiedad que nos invade.
Ya lo dijo clamente John F. Kenndy , el día de su investidura, el día 20 Enero 1961, en uno de los grandes discursos de la historia de la humanidad. “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país.”
Por eso nuestra lucha dentro por defender los derechos constitucionales dentro del Instituto armado y la defensa de los derechos sindicales (No se entendería la lucha por la igualdad salarial sin el derecho de asociación) es la ejecución dentro de la Guardia Civil de los principios rectores que inspiran nuestra Carta Magna, apuntalando el Estado de Derecho y la democracia en nuestro país. 
El primer germen del sindicalismo en las FSE que  se dio a conocer  en nuestro país, nació en el 17 de Diciembre del  año 1976, junto a un grupo de policías, todavía aun denominados armados y de vestidos  de gris; en una mítica  e histórica manifestación  en Madrid. La manifestación conocida como la  “ de la  Seguridad Social” como ha pasado a denominarse; era la primera acción reivindicativa de carácter sindical protagonizada por miembros de la Guardia Civil y la Policía Armada; que  significa el nacimiento de una corriente sindical y reivindicativa  ; ya que nuestros compañeros  empezaban a organizarse para conseguir un modelo de seguridad  democrático, y al servicio de la ciudadanía. Los compañeros expulsados jamás fueron readmitidos ni se les reconoció su justa lucha por las libertades. 

Si se vuelven a leer con detenimiento las peticiones  reclamadas en 1976 en relación con las   condiciones laborales y profesionales de los Guardias Civiles, nos sonrojaríamos. Encargados de tareas tan delicadas y estimadas por el  poder político, económico, y de aquellas militar; sin embargo, aquellas condiciones eran, duras, patéticas y de neo-esclavismo: sueldos por debajo del salario mínimo interprofesional, jornadas que comprendían hasta 24 horas de servicio, ausencia de vacaciones y pago de horas extras, jubilación con importante merma de recursos económicos; y, un trato, en muchos casos indigno y humillante, en la asistencia sanitaria militar obligatoria.( ya que carecíamos de Seguridad Social)
Si el MFA (Movimiento de las Fuerzas Armadas), nació  primordialmente para defender intereses corporativistas de las capitanes y suboficiales  en las fuerzas armadas del vecino país luso;y, también  para luchar por la democracia y terminar con el Estado Novo. El  SUGC haría lo mismo en nuestra patria , con ciertos matices, ya que la UMD le dio credibilidad democrática, confianza y respeto al ejército franquista ante la sociedad española .
El movimiento sindical en la Guardia Civil, reivindicó y lucho en la transición democrática entre otras cosas, como  algo tan simple como una  Seguridad Social en la benemérita; algo que todos trabajadores españoles disfrutaban, y que los Guardias Civiles no teníamos; y fundamentalmente también,  la reivindicación  por nuestros derechos constitucionales,- reconocidos en la Carta de las  Naciones Unidas ,-que como ciudadanos más  de este país, se nos negaban ;y, se nos perseguía por defenderlos.
Ya de aquellas , en la  primera década de los años 70,el Jefe del Alto Estado Mayor del Ejército, Díaz Alegría, en su libro “Ejercito y Sociedad”;señalaba de una manera nítida, lo que era la esfera  militar y lo que no cabía dentro de ella; el orden público y la seguridad ciudadana.
Hablar de los orígenes del sindicalismo  militante de la Guardia Civil en los años 80 del siglo pasado,va unido a las denuncias que realizábamos, los que de aquellas éramos sindicalistas en las Fuerzas de Seguridad del Estado en la Comunidad Autónoma del País Vasco y Navarra. Sin olvidarnos del trabajo desarrollado por el compañero Manuel Rosa desde Sevilla para toda España. 

El trabajo y lucha sindical , que desarrollamos como sindicalistas- concretamente del SUGC-, era  poner en claro a toda la ciudadanía española, que la lucha contra la organización terrorista-ETA –no se debía de realizar mediante la guerra sucia por parte de los aparatos del Estado; ya que no era la mejor manera, ni las más idónea para terminar con el terrorismo asesino de ETA. Sino todo lo contrario, que era la mejor forma de darle oxigeno y justificación a la citada banda asesina; para que pudiera continuar en esa espiral de terror, más tiempo. (al final tristemente 25 años más de sangre y muerte)
La imagen que de la Guardia Civil que ha  trascendido a la opinión pública  en las últimas décadas ha quedado reflejado en la mítica   película de Fred Zinnemann: “ Y llego el día de la venganza”; para terminar en la serie “Fariña”. Pasando por episodios y  sucesos como, el 23-F, el Caso Almeria, Lasa y Zabala, Roldan  en un intento de reflejar la España negra y  la  fomentada de guitarra y  pandereta. Algo que el movimiento democrático de la GC fue el primero en denunciar estas situaciones y en defender a nuestros compañeros; la respuesta de nuestros Mandos fue siempre la misma expedientes y expulsiones 
Pero para enmarcar seria en una de las faltas más graves de mi expediente sancionador “ la visita como Guardia Civil al Congreso de los Diputados”
Pero lo que originó verdaderamente  mi expulsión definitiva de la Guardia Civil fue denunciar en su día la entrevista celebrada en Lisboa el 24 de Julio del año 1990   entre el de aquellas Jefe del Servicio Fiscal de la Guardia Civil “ Arsenio Ayuso Soto “,  y un tal Ramon Prado Bugallo -Sito Miñanco.- en ese momento fugado de la justicia y en  “busca y captura”  por la Audiencia Nacional. Que como dirigente del SUGC ,pidiera explicaciones  públicas a mis superiores ; nada más y nada menos que  ante la TVE,  lo que  supuso mi encarcelamiento, torturas, expulsión, perseguimiento  de mi familia que acelero la muerte prematura de mis padres; y, el escarnio público y mediático ejemplarizarte ante todos mis compañeros ; porque como mantenía de aquellas el Estado Mayor de la Guardia Civil …”Sito Miñanco es un simple contrabandista de tabaco “.
 
Pero al final se hará justicia y se nos tendrá que admitir , al que suscribe y a todos mis compañeros; sino la Democracia española tendrá un problema grave que le va a ser muy difícil enderezarlo a futuras generaciones

 
Copyright © 2013 LA VOZ PORTADA
Powered byBlogger